Y llegó fin de año.

Ya es nos encontramos en la última semana y yo me encuentro en una montaña rusa  emocional, principalmente tristeza; pero también estresada por encontrarme evitando cualquier tipo de responsabilidad, sin aún poderme concentrar en nada que no implique sobrevivencia casi al límite.  De todas maneras creo que es esto lo que buscaba y necesitaba, el problema que en la vida adulta aún tengo cosas pendientes, antes de echarme a morir.  Hace unos días que he querido organizarme, específicamente planificar, algo que antes era hasta una especie de “diversión”, pero ahora no logro dirigir mi atención a casi nada, escribir esto me está costando demasiado.

Ya comienzo a sentir que desperdicio mi tiempo y sintiendo un poco de ganas de hacer cosas con las que disfrutaba antes, en algún momento cuando estaba sola… quizá es eso que recién estoy reprendiendo a estar conmigo.

Anuncios

Búsqueda De Nuevas Perspectivas. Último Capítulo (Creo).

Elegí cerrar esta serie de entradas con un tema que más que categorizarlo como lo he hecho con otras actividades y temas en mi vida, que ocupan el nombre de pasión u obsesión, en este caso lo llamo locura y por supuesto que me refiero a la escalada, ya que todo lo que contextualizó mi ingreso y permanencia en esta actividad, provocó lo que buscaba, un remezón de todos mis esquemas, que despertarán mis inquietudes actuales, pasadas y futuras, no sé si me hubiese iniciado en otro muro de escalada habría provocado lo mismo, pero como me dijo alguna vez mi profesor de la disciplina, la diferencia de ese muro con otros, que eran como una familia y por sobre todo rupturistas, si bien yo mucho no puedo opinar mucho de eso, ya que mi ignorancia sobre todo este mundo recién comienza a romperse, pero por ahí algo logro visualizar.

En cuanto a la disciplina en sí misma, puedo mencionar de manera muy básica, que de pasar a caminar por superficies horizontales a verticales, ya es un cambio radical que en mi vida la había pensado, donde las rocas que a lo más constituían un obstáculo que no lo miraba en detalle, ahora busco posibles lugares donde podría poner mis pies y manos, donde antes era impensado subir.  En donde existiendo vista al mar versus una roca gris,   en el pasado claramente miraba el mar y ahora puedo permanecer mucho rato mirando la roca.  Respecto a las creencias que toda mi vida he tenido de mis habilidades físicas, las cuales están relacionadas con lo nula que soy para todo eso, debo derrumbarlas para continuar, es difícil, creo que es mi principal obstáculo para avanzar más rápido en estos momentos.  Pero ahí estoy en constante trabajo.

También creo que es muy relevante la gente que he conocido en este lugar, en primer lugar mencionar a mi profesor/amigo, que de partida hay que mirarlo desde una perspectiva distinta a la tradicional, de hecho así como lo conocí y desde la perspectiva tradicional con la que llegué, era nadie; pero que con el tiempo he valorado un montón porque es una persona auténtica, buena y por lo que he visto ahora, leal, también tiene su lado un tanto turbio, con el cual también he debido modificar mis esquemas, ya que el primer día fueron adelante mis prejuicios y ahora he logrado ver que principalmente en escalada es alguien que sabe mucho y en quien confío y eso también se ha extrapolado a la vida, ya que han existido momentos en los que él me ha acompañado hasta el final.

En el espacio de la práctica de la escalada, si bien al comienzo llegué más enfocada a lograr aprender, el último periodo he dejado más espacios para disfrutar y socializar, conociendo también distintos estilos de vida, algunos que son mucho más libres y con formas que me han llamado más la atención desde siempre y quizás me motiva más a continuar buscándo en lo que me sienta mejor.

Quizá hay muchos detalles que pasaré por alto y me han aportado durante esta etapa, también es importante señalar que no sé hasta cuando dure mi gusto por esta disciplina, si continuaré o lo dejaré, espero que sea lo primero; pero si estos casi tres meses y medio, me han marcado mucho, exponiendo delante de mi tantas cosas nuevas en todos los ámbitos, que ha llevado a la necesidad de una búsqueda más profunda de nuevos caminos, a generarme necesidades que estaban dormidas, por eso la escalada ha sido una locura, porque es algo que atravesó todas las esferas de mi vida, además de un impulso incontrolable de subir paredes.

En Busca De Nuevas Perspectivas III

Continuando con la siguientes ámbitos de la vida, seguiré con mi “dolor de cabeza” el trabajo; bueno fue una gran aventura irme a trabajar a Santiago, me dio la oportunidad de ver diferencias y similitudes con mis experiencias anteriores, pero para variar se comenzó a repetir mi aburrimiento, además que ahora solo quiero ir a trabajar y olvidarme de todo en mis horas libres, es así como me desmotivé y quise regresar a lo anterior.  Fue así como postulé a un trabajo de media jornada, en vista de mi necesidad de dedicarme a otras cosas, sin embargo, terminó convirtiéndose en un trabajo de jornada completa, en una institución que la vi con ciertos beneficios de mi interés, pero que desde adentro, nunca me logró motivar y por eso es mi dolor de cabeza, porque no me agrada estar haciendo cosas por obligación, especialmente en este ámbito que se trabaja con las vivencias de las personas, sé que mucho de mi desmotivación ha sido mi responsabilidad, ya que con mi deseo de dedicarme a otras cosas, no le he restado importancia a todo esto, ya que dedicando más tiempo a todo esto lograría revertir todo, pero eso choca con mi otro deseo, de que mi vida no gire en torno al trabajo. Me ha llevado ha cuestionar si quiero seguir en esto, además de mi tendencia que se ha incrementado de que no me agrada seguir reglas de otros, que no necesariamente para mi son prioritarias.

Esto es lo menos resuelto tengo en términos de satisfacción, y eso me ha perjudicado en como me ven mis compañeros de trabajo y como me evalúan, así que está claro para mi que debo emigrar con todo o me emigrarán :D, pero no sé que hacer, dentro de todo, esto no es algo malo, tampoco es bueno, pero en este caso necesito el dinero y lo principal es que debo buscar la manera de revertir toda esta situación de falta de satisfacción que me produce.

Y para hacer la conexión de este tema con el siguiente; debo decir que en este trabajo en su gran mayoría he generado relaciones superficiales, al menos por ahora, a diferencia de otros trabajos, que he visto mayor material auténtico para profundizar, no obstante, el asistir a escalada me ha permitido ir lentamente generando nuevos lazos que en la actualidad son los que se han constituido como mis principales interacciones sociales, en cuanto a mis amistades anteriores, las interacciones son principalmente por redes sociales, sus vidas sueles estar muy ocupadas y con otros temas relevantes que no coinciden mucho con los míos, también en Santiago conocí super linda gente que la extrañé bastante a mi regreso a Talca.  Si bien a esto solo dedico un pequeño párrafo, debo decir que tanto las antiguas como nuevas amistades, han sido muy importantes en todo este proceso en el que me encuentro y de solo pensar en todos ellos me genera sentimientos de amor, cariño y buena energía, me siento muy afortunada de que de diferentes maneras formen parte de mi vida.

Búsqueda De Nuevas Perspectivas II

Retomando la entrada anterior; bueno ha sido un año extraño, porque siento que mi vida ha cambiado mucho, pero me sigo moviendo en ella casi como si nada, con una sobreadaptación impresionante.  El principal cambio ha sido en la esfera del amor de pareja como ya lo mencioné, el final de una larga relación, en la cual sentía que esa persona era mi familia, un pilar fundamental en mi vida, si bien el mayor sufrimiento para mi fue el año pasado, por todas las interacciones que fueron encaminando la decisión de poner fin, este año también fue complejo, pero tuve tantas pequeñas crisis y cambios, que sentí que no tuve tiempo de sentir lo que pasó, ya que fui super racional para enfrentar todo y dentro de todo estuvo bien.

En este periodo de separación hubo momentos de dudas de mi decisión, pensé hasta en la posibilidad de volver, pero el destino se encargaba de detenerme, o esa misma persona que tenía conductas que me indicaban que todo seguiría igual, y eso ya no me satisfacía, por lo que sentí el deseo de arriesgar, lanzarme, dar un salto sin tener seguridad de que podré alcanzar un agarre, como sería en escalada 😉

Hubieron momentos de angustia y ansiedad, mis amigas estuvieron ahí, todas tenían experiencia en finales de relaciones importantes, yo no, así que recurrí mucho a ellas.  Ya en agosto conocí a una persona con quien hubo un flirteo, esta situación hizo que diera vuelta la pagina más rápido, en donde me daba cuenta que ya podía sentir por alguien más.  Pero esta no es la historia de un clavo saca a otro clavo, este personaje no prometía nada, ni era con quien se piensa tener una relación, hecho que sentí que era ideal para este momento de mi vida; en donde no siento que sería conveniente tener una relación de pareja, ya creo que es un momento de estar conmigo misma, es como la necesidad de estar sola pero no tanto ;).

Así que al fin en los últimos meses he podido realmente sentir lo que es disfrutar de la libertad que te entrega estar en este nuevo estado y desde esta satisfacción comenzar una búsqueda de hacia donde dirigiré mis pasos.

En Busca De Nuevas Perspectivas.

Hace rato ando en busca de nuevas perspectivas y dentro de los múltiples objetivos de irme a Santiago era buscar ideas para la vida, un objetivo bastante ambicioso, si bien debo decir que de modo concreto no hay nada, fue el inicio, el cual se incrementó al regresar a Talca, ya que sentí el contraste (positivo y negativo), junto con todo el peso emocional de haber terminado una relación sentimental de años y encontrarme sin trabajo.  Hasta aquí quedé la última vez que escribí, han pasado varios meses, ya casi 4 meses, en los cuales me llamaron de un trabajo, continué yendo al gimnasio y sientiéndome mejor fisica y psicológicamente.  Lo anterior como base para re-iniciar mi vida estaba bien, pero había que buscar algo más, necesitaba remover mis esquemas y hasta ahora en todo lo que participaba, sentía que era lo mismo de siempre.

Con ese problema, pero a la vez con una base más tranquila, es que decidí explorar algunos intereses, es así como llegué a tomar clases de escalada, escribiéndolo así, suena a nada, pero haber llegado a ese lugar desde el primer día me descolocó todo, pero todo.  Y es así, como el contraste que me encontré, entre la base tranquila de mi vida, con todo lo que rodea haber ingresado a escalada, comenzó a emerger la crisis que se encontraba bastante escondida, lo cual tiene como todo aspectos positivos y negativos, de hecho hace un mes atrás estuve mal, pero este mes me logré estabilizar un poco.

Lo anterior, creo que es una especie de introducción a la historia de estos casi 4 meses, donde entran aspectos como; amor, trabajo, escalada y amigos, espero volver pronto para continuar escribiendo, lo necesito pero lo olvido.

Tiempo

Ha pasado un mes desde que se terminó mi trabajo, dos meses desde que se terminó mi relación de pareja y tres semanas desde que comencé a ir a un gimnasio.  Han pasado días, semanas… pero esta vez no había escrito porque mi internet pasó la mayor parte del tiempo  en un universo paralelo; pero puede ser algo positivo, ya que con todo lo que ha pasado por mi mente he tenido todo tiempo de emociones, días de depre, otros de angustia, otros de furia y también no debo olvidar la felicidad y tranquilidad.

Este periodo me he dedicado a descansar, aunque en ocasiones era difícil, especialmente cuando necesitas distraerte siendo productiva de una manera convencional… pero para que mi relato sea más comprensible, intentaré ir por orden cronológico.

En el último día de trabajo, tuve una entrevista de trabajo, eso fue esperanzador.  Los siguientes siete días hice mis últimos viajes a Santiago para desocupar el departamento y al fin olvidarme de todo eso; el siguiente día puede descansar y sentirme una fracasada y deprimirme con toda tranquilidad. Pero al día sgte. ya encontraba esa situación horrible y sabía que debía hacer algo, es así como después de muchas búsquedas y alternativas, decidí entrar al gimnasio, lo que me hizo pasar un buen y ansioso fds.

La primera semana de gimnasio, me la pasé concentrada y entretenida en mi nueva actividad, pero los fds de descanso físico, llegó la inquietud mental, pero como ya mis conflictos psicológicos respecto a asuntos laborales, pero comenzaron a ganar terreno los conflictos amorosos que había dejado en pausa el mes anterior, así que la semana siguiente me sirvió para expulsar de alguna manera mi furia, pero que resolví enviando un mensaje a mi ex y no juntamos, y luego nos volvimos a juntar, instancias que sirvieron para hablar y más, lo que sirvió para limar asperezas, bajar angustias y ansiedades.  Después de esas juntas lo único que hoy tengo claro, es que no sé hacia donde se encamina todo eso, en fin, lo importante es que me siento más tranquila y continué con mi tercera semana en el gimnasio, donde ya puedo sentir y ver los avances y el bienestar que me produce.

Además esta semana comencé, mi pequeño gran reto de ordenar y limpiar la casa de mi papá y algo avancé, se que aún me faltan muchas cosas que hacer, si bien he realizado actividades asociadas a búsqueda de trabajo, sé tb que estoy al debe en eso, entre otras actividades.

Así que en este momento, tras todo lo anterior; puedo decir que me siento muy bien, con más energía y fuerza, enfocada en mis objetivos y en lo amoroso, un tanto confundida e intentando mantener al margen las emociones negativas respecto a ese ámbito, pero al menos cuando comienzan a aparecer a funcionado recordar la frase de una amiga, que estuviera tranquila, porque en caso de ser necesario ella iba a estar ahí con una pala para recoger todos mis trocitos, el tiempo lo dirá.

 

Esperanza

Después de la publicación anterior, con decisiones ya tomadas y encaminadas a la ejecución, hoy puedo decir que ya están hechas, ya sea por acción mía o por la del destino, así que ya siento que puedo comunicarlas.  Mi vida hace un mes claramente estaba dentro del giro que yo le había querido dar, pero también habían situaciones que no eran solamente responsabilidad mía, como mi relación sentimental de años ya me había desgastado emocionalmente y el afecto era totalmente distinto, por lo que era necesario poner fin a la situación, porque más que darte vida, sientes que te la va quitando, así que con un poco de dolor, miedo y determinación, lo hice.  La otra decisión era que ya no tenía sentido continuar lejos de mis seres queridos y estar sufriendo los gastos excesivos que me generaba esa situación, por lo que debía dejar mi trabajo y regresar a mi ciudad, la idea era buscarme un trabajo, pero la vida me dio un empujón y en mi trabajo decidieron no renovar mi contrato, así que ya estoy en mis últimos días por esos lugares.

Pese a que han sido decisiones mías, de las cuales no me arrepiento, no significa que no duela, que no haya miedo, ni inseguridades.  En ambas situaciones, que ocurrieron con poco tiempo de diferencia ha habido tristeza, pero han habido muchas personas ahí apoyándome y he recibido mucho cariño en estos cierres de etapas.

En cuanto al termino de la relación, durante todo este tiempo me he sentido tranquila y en paz conmigo misma, pero también hubo un momento de aceptación y depre, claro es algo que en algún momento de tu vida te ilusionaba de que resultara y pero no fue así.  Luego como las cosas no son solo de una persona, también las replicas me generaron enojo, molestia, pero continuaba reafirmado mi decisión. Durante el último tiempo, como he debido hacer cierres en mi trabajo, no he pensado en nada más, pero de repente me hice consciente de que tanto yo, como él; podemos hacer lo que queramos sin rendir cuentas a nadie, cosa que tras casi dos décadas juntos por lo menos a mi me cuesta.  Así que luego de extrañar algunos detalles de la relación, ahora creo que estoy en un momento descubrir esta etapa, que si bien la había vivido más joven, ahora es totalmente diferente.

Quizá me podría tomar todo esto como una desgracia, pero no es así, me siento tranquila y en paz, porque sé que hice todo lo que podía, siendo consecuente conmigo misma y creyendo que todo esto es bueno tanto para mi, como para los demás.  Aunque claro también dudo, también siento temor, también siento rabia; pero lo veo como una posibilidad de que ocurran muchas cosas buenas para mi.

Acción

Estando sentada en el sofá de la casa de mi papá, pensar en que ya voy a cumplir 8 meses desde que decidí hacer un cambio más radical de lo habitual en mi vida;  recién puedo percibir que es harto tiempo.

En realidad, todo este periodo lo he visualizado como breve, pero el cambio en la percepción de esta medida va más por un proceso interno, que inicialmente fue de la necesidad de querer alejarme, así como; cuando uno pinta se aleja del cuadro para ver su totalidad, o incluso lo deja, y luego vuelve para lograr observar algo que al estar permanentemente viéndolo, no se ha dado cuenta.  Mi necesidad semi-consciente de alejarme, implicaba la necesidad de distraerme al extremo,  ya cuando comenzó a aparecer el cansancio por todo lo que implicó este cambio, tenía la necesidad de descansar, pero de no querer pensar en nada.  Luego, hace unas semanas atrás comenzó mi desmotivación, con ello la necesidad de conectarme más conmigo misma, junto a unas ayuditas en mis reflexiones, es que he ido ordenando mi cabeza y de cierto modo, siento una especie de “iluminación” desde hace poco, la cual me aporta tristeza, pero a la vez tranquilidad.

Considerando que esta última etapa se ha ido generando las dos semanas anteriores, me encuentro disfrutando esta sensación, pero sé que esto es solo el inicio, por salud mental debo ir pronto a la acción, aunque el miedo y el cansancio me tienten para seguir disfrutando el bienestar de decisiones ya tomadas.

Veinte-Pasos-para-Activar-las-Líneas-de-Tiempo-de-Quinta-Dimensión-1-a

Decreto

Ya se cumplieron siete meses desde que decidí salir de mi zona de confort y fui por nuevas experiencias laborales y de vida, me sigo sintiendo satisfecha con esta decisión, aunque ya he comenzado a sentir el cansancio del despliegue de mis recursos para adaptarme, los constantes viajes que he querido o he debido realizar; ya siento la necesidad de flojear al máximo y ya no me es tan sencillo reponerme durante mi gran fin de semana, por lo mismo me cuesta tomar la decisión de viajar a mi tranquila casa provinciana, aunque es un lugar que me llama a descansar y disfrutar de ella, sin necesidad de salir.

Lo anterior, no me hace sentir tan cómoda, ya que también tengo ganas de hacer muchas cosas, ir a distintos lugares, juntarme con personas, no sé, sentir que aprovecho el tiempo al máximo ya sea en Santiago, en Talca o donde sea.  Este cansancio en ocasiones me hace tener un poco de falta de motivación, pero sé también que no debo dejarme llevar por ella, al contrario, debo tomarla como una señal para detenerla y hacer cambios, o retomar algunos hábitos que intentaba incorporar a mi vida, porque sé que este cansancio no necesariamente ha sido por “mi agitada vida” (las comillas, en este caso son una señal de ironía), mas bien ha sido por que me he desordenado o requiero otro tipo de organización en esta vida.

Esta mínima reflexión y análisis, la necesitaba hacer y plasmar en algún lugar desde hace días, ya que es una manera de decretar en un momento determinado el rumbo que debo seguir para mi bienestar.

 

Año Loco

Hace poco conversando por las redes sociales con una amiga que hace tiempo no veo, ella me preguntaba que era de mi vida (ya que a diferencia mía, ella publica la suya), le dije que había cambiado mi querida, tranquila y provinciana vida por mudarme a Santiago por motivos laborales de mi muy marcado interés, además de felicitarme por todo, me comenta que ella no se encontraría capaz de irse a vivir en Santiago, que es algo que le da miedo; a lo que respondí que a mi también, que en mi vida me imaginé que sería capaz de hacer esto sola (por lo distraída), pero apenas salió esta oportunidad, no lo pensé mucho y me fui.  Considerando que esta amiga que dice ser temerosa de emprender mi aventura, algo que me sorprendió porque ella apenas se tituló se cambió al norte del país casi con lo puesto, sin conocer nada y aún continúa ahí; debo señalar que si bien me siento muy orgullosa de mi, por todo lo que ha implicado esta serie de cambios, la acotación y felicitaciones de esta loca y aventurera amiga me hace valorar más mi experiencia.

Pero pese a todo el orgullo que siento por my self, no puedo evitar sentirme un tanto descolocada, desorientada; lo cual es algo absolutamente natural después de vivir en modo gitana por varias semanas y con tanto cambio, además de que esta propuesta laboral nunca ha sido algo para proyectarse, ni si quiera a mediano plazo, solo lo tomé para adquirir experiencia y por sobre todo para vivir la experiencia, esto último casi el leitmotiv en mi vida.  Si bien esto no estaba en mis planes inmediatos, no niego que en más de algún momento de mi vida deseé vivir sola en un departamento ubicado en alguna capital del mundo siendo joven y bella aún XD; pero mis planes hace rato había desechado la experiencia, y pensé que otro yo, en un mundo paralelo lo estaría viviendo, o tal vez yo en otra vida lo viviría; pero el destino siento que me trasladó repentinamente a ese mundo paralelo, como diciéndome “si alguna vez lo deseaste, pues vívelo, ahora es el momento” y aquí estoy.

Y por qué todo lo anterior? No lo tengo tan claro, pero se que se conecta de alguna manera, a que durante esta época del año tiendo a hacer evaluaciones, resúmenes, propósitos, no lo sé, actividades de ese estilo, hoy  no puedo evitar sentir algunas dificultades para hacerlo, pero principalmente es que, aún me encuentro un poco desorientada (o más de lo habitual), cosa que me genera risa pensarlo y solo puedo sonreír, moviendo la cabeza y pensar “año loco”, mientras continúo caminando, sintiéndome en la escena final de una serie o película en la cual se escribe “continuará…”

527b6e19-aa61-4068-b3d9-8052713ee0ba-2